El guardarropa elegante

En cierto punto de nuestras vidas, la mayoría de los hombres empiezan a usar trajes. Algunos pueden vestirlo sólo en ocasiones ceremoniales particulares; otros pueden vestirlo siete días a la semana. Al momento de vestirlos, uno participa en una vestimenta mundial que surgió cuando los británicos eran los líderes mercantiles en la Tierra. La participación exitosa del vestir trajes requiere de un guardarropa que es suficiente para los requerimientos de cada hombre. Muchos hombres necesitan sólo un poco de lo básico. Otros que visten trajes todos los días en sus vidas profesionales requieren de un guardarropa más substancial que les ofrezca una elección de ropa apropiada para una variedad de ocasiones. En 1960, el columnista George Frazier destacó a A. J. Drexel Biddle, quien tenía sesenta y tres años y era General Adjunto de Pennsylvania, como el hombre mejor vestido de los Estados Unidos. Vale la pena examinar que había en su closet porque era mucho menos de lo que podríamos esperar. El guardarropa de Biddle sólo contenía siete trajes:

  • Tres trajes azul sólido, dos de éstos eran de saco con cierre cruzado (doble tira de botones) y uno con cierre sencillo (una tira).
  • Dos trajes rayados azules, uno de cierre sencillo y el otro cierre cruzado.
  • Uno gris carbón de cierre sencillo.
  • Uno gris claro de cierre cruzado semisólido.

Esta colección fue el suplemento de la vestimenta de día formal, que era más frecuente en 1960 de lo que es hoy. Biddle también tenía un saco largo (o de doble cola) con chaleco y pantalones al igual que un saco de cierre sencillo gris carbón con sus pantalones. La mayoría de los hombres ya no requiere de la formalidad de Biddle para vestir durante la semana, y querría una selección de ropa adecuada para un mayor rango de temperaturas. Pero podemos concluir del guardarropa de Biddle que un hombre puede estar bien vestido con una cantidad relativamente modesta de ropa conservadora.

Construyendo un Guardarropa Básico

Los trajes básicos en un guardarropa deben de ser de fabricación de alta calidad en colores y patrones no destacables. El traje es la vestimenta más cara que un hombre viste durante el día, y el propósito de vestir de manera conservadora es minimizar el número de trajes requerido para realizar una variedad razonable en su apariencia. Los accesorios permiten conseguir diferentes impresiones con los mismos trajes. Un traje gris oscuro, por ejemplo, será adecuado combinado con una camisa rosa, corbata marrón y zapatos cafés oscuro, y se verá diferente pero igualmente apropiado con una camisa rallada con cuello amplio azul, corbata verde oscuro con patrones y zapatos negros en la siguiente puesta. El hombre que viste traje de manera no frecuente, o que apenas empieza con su guardarropa, debe de empezar con trajes en gris oscuro y azul marino. El azul marino es mejor para la noche y para ocasiones más formales como una boda. El gris es básico para un traje de día, apropiado para una entrevista de trabajo. El siguiente paso, para el hombre que viste trajes todos los días, es tener cinco trajes, con un sexto recomendado de reserva en caso de limpieza y reparaciones. Los trajes adicionales les permite tener tiempo para descansar y recuperar su forma entre puestas además de proveer más flexibilidad en el guardarropa. Por ejemplo, un azul media noche es una mejor elección para ocasiones nocturnas que el azul marino. El azul marino es mejor con colores de día en la mayoría de las combinaciones. Una selección básica de trajes puede incluir:

  • Gris oscuro sólido.
  • Azul media noche sólido.
  • Gris medio semi-sólido.
  • Gris rayado.
  • Azul marino rayado.

El sexto traje puede ser menos formal que los primeros cinco, para vestirlo los viernes así como también en eventos de fin de semana menos formales. Una combinación en blanco y negro, con o sin combinación de azul o rojo, es una buena elección.

Un poco acerca de la tela

Los dos componentes de cualquier traje son el corte (o estilo) y sus componentes, principalmente la tela. La tela merece su propio espacio, pero se explicará acerca de su peso de fabrica. El hombre ante el clima debe de empezar con un guardarropa hecho de telas de medio peso. El peso de fábrica es medido en onzas por yarda lineal (36” x 60”) o metro lineal de fábrica. Una tela de peso medio estándar es de 10 a 11 onzas por yarda y es considerada como vestimenta de “diez meses” que puede ser usada cualquier día del año, menos los días más calurosos. Si obtienes los trajes hechos a la medida o por un sastre, tienes que escoger la tela de los libros con muestras actuales. Un sastre establecido puede ofrecer miles de elecciones. El reto se vuelve más grande cuando compras trajes de aparador, porque tus elecciones están limitadas a lo que tiene el distribuidor. Algunas tiendas ofrecen telas más pesadas para invierno o telas más abiertas para el verano. Tu mejor defensa es visitar a un sastre y aprende a sentir los diferentes pesos por tu cuenta. Los trajes son caros, y la educación en ésta área tomará peso.

Expandiendo el Guardarropa Básico

Para la mayoría de los hombres, construir un guardarropa toma años. Para expandir el guardarropa necesitaras adquirir más trajes cada año que los que desechas, una formula que varía de acuerdo a la frecuencia que usas cada traje y la calidad de su constitución. Mientras expandes tu guardarropa básico tus objetivos deben de extender la vida de tus trajes existentes, proveer combinaciones para diferentes ocasiones y adquirir ropa con telas que sean cómodas en un mayor rango de temperaturas. Los hombres con los cambios de clima que usan trajes diariamente deben inicialmente hacer sus seis trajes básicos, con tres trajes para clima caluroso, y tres trajes para clima frío. Para climas fríos el traje de 13 onzas de lana proveerá de durabilidad, calor y aislamiento.

Los trajes de 13 onzas son cómodos sin un abrigo en temperaturas tan bajas como 4º Celsius al igual que en oficinas que son generalmente más templadas. Se pueden usar, colgar y mantener su forma mejor que los trajes hechos con telas más ligeras. Los trajes de tela abierta de 10 onzas son mejores para climas cálidos, ya que por la tela se permite una mejor circulación del aire. El estándar para trajes de clima cálido hechos por sastres es de alineación de un cuarto, que significa que las mangas alineadas a tus brazos pueden deslizarse más suavemente hacia arriba y abajo, pero el resto del saco se mantiene fijo. Las telas de fábrica de tejido suelto para climas templados incluyen lana con tratado especial. Las versiones de diez onzas de éstas combinan control de temperatura con un aislamiento razonable y durabilidad. Éstas son más frescas para vestir que lanas de peso ligero que no permiten respirar, pero también son más difíciles de encontrar a no ser que se hagan por pedido. Si es posible, la mayoría de los hombres deben evitar telas tropicales de 7-8 onzas de su guardarropa básico. Los trajes hechos de lana tropical son propensos a arrugarse, son menos durables y son más calientes para vestir que las de telas de peso medio con tejido suelto que permiten circulación del aire en climas cálidos. Desafortunadamente, la lana tropical es también la más vendida porque no es tan cara como las telas pesadas de la misma calidad. Usualmente se ofrecen en mayor alineación que prohíbe la circulación del aire. Los trajes de primavera y verano pueden ser en tonos más claros de azul y gris, al igual que en color café claro, porque los colores claros se ven mejor con la luz de Sol brillante.

Si tienes una razón para vestir trajes en fin de semana o festivos, uno o dos trajes de tela para clima frío o uno o dos trajes de lino para días cálidos son elecciones excelentes.

Opinión Personal > Para climas cálidos y de día, lo mejor es usar guayabera de Lino con pantalón de gabardina ligera.

El estilo medio arrugado del lino irlandés es también demasiado casual para muchas oficinas pero es una elección elegante para fines de semana y festivos cálidos. Debe de pesar hasta 14 onzas, para minimizar lo arrugado pero su tejido abierto ayuda a la circulación del aire y te mantiene fresco. Un traje de lino de cierre cruzado es uno de los clásicos.

El Guardarropa Medio

Mientras que tu guardarropa de trajes crece, debes de continuar balanceándolo para que provea una selección de telas para cualquier clima y ocasión. Un guardarropa de trajes mediano para diversos climas debe de comprender dos docenas de trajes:

  • Diez trajes de ciudad para primavera/verano.
  • Dos trajes de fin de semana para primavera/verano.
  • Diez trajes para otoño/invierno.
  • Dos trajes de fin de semana para otoño/invierno.

De los diez trajes para cada temporada, seis o siete deben de ser del mismo tipo o corte, rayados, sólidos y semi-sólidos para el guardarropa básico. Uno o dos deben de ser particularmente elegantes, como de seda o lana azul con corte sofisticado. El traje de viernes es más relajado y más divertido de combinar. En otoño e invierno, el traje del viernes puede incluir combinaciones de texturas en café y negro suaves con un poco de blancos y rojos. En primavera y verano pueden ser combinaciones blanco y negro que parezca gris a la distancia y una gabardina café. Ya sea que tu guardarropa de trajes crezca para llenar todo tu closet o que no necesite expandirse mas allá de dos trajes básicos que todo hombre debe tener, un traje apropiado para la ocasión coloca al hombre como caballero de compañía en todo el mundo.